• Desde Jerez, desde el mismo barrio de Santiago, llegan los hijos y nietos de aquellos que sembraron la pureza y el saber estar del flamenco. En ellos se respira tradición, se respira arte, se respira el olor a vino fino de la tierra, a Parrilla, a Jerez. Estos jóvenes le traen la conjunción perfecta de una familia que se engalana cuando llega Diciembre, porque en diciembre es Navidad, y Navidad es Jerez.
    Dossier

Redes Sociales